Estudio Bioarquitectura

“Si alguien busca la salud, pregúntale si está dispuesto en el futuro evitar las causas de su enfermedad”

Sócrates (470 AC-399 AC) Filósofo griego

Actualmente, apenas existen edificios que no presente algún tipo de contaminación química, biológica, eléctrica, radioactiva y/o tenga deficiencias físicas en su construcción.

La construcción moderna comporta una grave intervención en el sistema biológico del ser humano. Debido a ello se producen cada vez más enfermedades ambientales y domésticas.

Pasamos el 90% de la existencia dentro de nuestro entorno inmediato (vivienda, escuela, lugar de trabajo).

Ya se han estudiado científicamente numerosas interrelaciones entre salud, enfermedad y entorno residencial, pero éstas todavía no se han dado a conocer suficientemente entre el público y por eso apenas se tienen en cuenta a la hora de construir, habitar y urbanizar.

¿Qué es la arquitectura con criterios de bioconstrucción (biología de la construcción)?

La biología del hábitat o Bioconstrucción es la ciencia que estudia las relaciones holísticas del ser humano con su entorno edificado residencial y laboral. Es aplicar los conocimientos de la Arquitectura vernácula (sentido común) con el añadido de la ciencia y la tecnología, respetando la salud del individuo.

La Bioconstrucción entiende la casa como un ecosistema dinámico armónico y en equilibrio, mediante la construcción ecológica basada en materiales naturales y aprovechando las ventajas del lugar y del clima.

La elección de los materiales de construcción es esencial para el bienes­tar de los habitantes y para el equilibrio del medio ambiente. Entendemos los cerramientos de un edificio como nuestra tercera piel (después de la piel corporal y de la ropa).

Se debe desterrar por completo el uso de materiales tóxicos. En bioconstrucción se aplican productos no contaminantes y renovables producidos con bajos costes sociales, ambientales y energéticos, biodegradables o fácil­mente re-utilizables o reciclables. No se emplean materiales que acumulen electricidad estática, que incrementen los iones positivos del aire, como lo hacen la mayoría de los sin­téticos. No se emplean elementos que impidan la transpiración, cerrando herméticamente las superficies tratadas, sino que se utilizan materiales higroscópicos. Se usan materiales de la zona, apoyando la economía local de pequeñas industrias y evitando transportes.

Además, se tienen en cuenta otro tipo de criterios cómo la ubicación de la vivienda, la elección de terrenos libres de radiación natural y/o artificial, la orientación de la vivienda con criterios bioclimáticos, etc…..

¿Qué aporta la bioconstrucción en tu vida?

Cuando nos apoyamos en este tipo de arquitectura, buscamos el equilibrio del bienestar del ser humano y del medioambiente. Cómo hemos comentado anteriormente, pasamos el 90% de nuestro tiempo en espacios cerrados (vivienda, escuela, espacios trabajo, etc), y esto, en mayor o menor medida, nos afectan biológicamente.

Uno de los efectos positivos de utilizar la bioconstrucción, además de contribuir ecológicamente a nuestra madre tierra, es un buen ambiente interior :

  • Salud física y psíquica
  • Bienestar
  • Buena irrigación de la piel
  • Sistema inmunitario fuerte
  • Buena respiración
  • Correcta aportación de O2
  • Capacidad de concentración
PROTOCOLO DE TRABAJO:

A la hora de abordar un nuevo proyecto, lo primero de todo es tener un encuentro, para que nos transmita todas sus inquietudes y deseos para dicho proyecto.  Si  dispone de la parcela, lo conveniente sería acercarnos para impregnarnos de la energía del lugar, y de sus virtudes para sacar el mayor partido posible a las posibilidades del proyecto.

En segundo lugar, se debería realizar un estudio geobiológico del lugar para detectar posibles radiaciones artificiales y/o naturales que puedan afectar a nivel biológico a los futuros habitantes de la vivienda, y así proyectar el programa de necesidades libre de estas radiaciones.

A partir de aquí, se procederá a realizar una serie de encuentros, hasta conformar un anteproyecto que cumpla con los deseos, y criterios que se estaban buscando, y que económicamente sea viable para el buen término del proyecto.

Cuando ya se haya conformado el proyecto definitivo, será el momento de pedir licencia al ayuntamiento para la construcción del mismo.

Durante el proceso de construcción existirá un acompañamiento en todo momento para la elección de los materiales más adecuados, así como de los profesionales afines que más respondan a nuestras necesidades.

Eva Maria Marín Sánchez

Arquitecta especialista en Biohabitabilidad

Contacto – 646897350 

email – eva.marin@bihho.com

Si eres de las personas que saben que su salud y la de los suyos es lo más importante en esta vida.
Te acompañaré en la búsqueda de la habitabilidad y el confort en tu vivienda
 Te ayudare a mejorar tus espacios, a dotarlos de belleza e imbuirlos de vitalidad.
La tranquilidad es algo importante en esta vida tan estresante, olvídate de más dolores de cabeza y déjate acompañar por mi para andar un camino en el que logras hacer realidad tus sueños y proyectos.